Make your own free website on Tripod.com
 

 

EL MOTOR WANKEL Y EL MOTOR DE ÉMBOLO

El Wankel es todavía un motor revolucionario, no porque su ciclo de potencia sea diferente (dentro de el rotor se realiza el mismo ciclo de cuatro tiempos del motor de émbolo), sino porque la conversión de potencia es más eficiente que en el motor de émbolo. La ventaja más importante es que en la cámara del rotor los cuatro tiempos ocurren simultáneamente, dando un empuje constante. Además, el rotor gira 1/3 de revolución para cada rotación completa del cigüeñal, comparado con una rotación de cigüeñal por cada ciclo completo del de émbolo. Esto da más par en cada explosión y también requiere menos revoluciones por minuto para entregar la misma potencia que las que requiere el motor de émbolo.

Los desplazamientos del motor rotativo parecen pequeños cuando se comparan con motores de émbolo de potencia similar. El desplazamiento es la suma total de los incrementos positivos de volumen de la cámara de combustión por cada vuelta completa del eje de salida. En un motor recíproco, esto significa el volumen total barrido por sus émbolos. En uno rotativo, podemos decir que es la diferencia entre volumen máximo y mínimo para una cámara única multiplicado por el número de rotores (cada rotor tiene 3 cámaras). En el cálculo solamente se usa una de las tres cámaras, teniendo en cuenta que el rotor gira a 1/3 de la velocidad del eje excéntrico. La diferencia de potencia se debe a que el motor rotativo usa el total de su desplazamiento para producir potencia en cada revolución del eje excéntrico, mientras que el motor de émbolo produce potencia solo en la mitad de cada revolución del cigüeñal.

Así, en un motor rotativo cada rotor produce una explosión en cada revolución del eje excéntrico, mientras que en un motor de émbolo solo la mitad de las cámaras de combustión producen carreras motrices en cada vuelta del cigüeñal. Por eso, un motor rotativo de dos rotores debería producir tantas explosiones como un motor convencional de cuatro cilindros. Sin embargo, la duración de la carrera motriz de un motor Wankel es un 50% mayor, ocupando 3/4 partes del giro del eje principal, mientras que en uno de émbolo es solo 1/2. Así el rotor equivale a un émbolo triple.

Existen otras diferencias importantes; los motores rotativos no tienen perdidas por movimiento recíproco (reversión de masas) ni por arrastre de tren de válvulas. Las vibraciones están tambien muy limitadas, por lo que es mas suave de funcionamiento. Por el contrario, en el motor Wankel los consumos de combustible y aceite parecen ser ligeramente superiores en comparación con el motor reciproco de émbolo de la misma potencia. La característica de freno motor que ofrecen los motores de émbolo, es muy limitada en los motores Wankel. El par motor tampoco es aún ventajoso, por lo que resulta poco elástico, aunque esto no afectaría en sus aplicaciones como motor de velocidad constante (vehículos híbridos, grupos electrógenos, compresores, etc)

Aunque aún presenta algunos inconvenientes, el motor Wankel ofrece muchas ventajas sobre el motor convencional en diversas aplicaciones. Con más de 60 años de edad, el motor Wankel todavía se fabrica en la actualidad, siendo mejorado aprovechando las nuevas tecnologías de hoy.

Antonio Sánchez 1.997

 
   

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN AUTOMOCIÓN:
EL PROGRAMA PNGV
COMPUESTOS DE FIBRA Y MATERIALES CERÁMICOS
MOTORES DE PILA DE COMBUSTIBLE
LA NUEVA INYECCIÓN DIRECTA EN LOS MOTORES DIESEL
VENTAJAS E INCONVENIENTES DEL AUTOMÓVIL ELÉCTRICO MOVIDO POR BATERÍAS (BEV)
EL VEHÍCULO HÍBRIDO ELÉCTRICO (HEV)
EL AUTOMÓVIL ULTRALIGERO
LA COMBINACIÓN SINÉRGICA HÍBRIDO - ULTRALIGERO

MOTORES:
UN POCO DE HISTORIA
MOTORES ROTATIVOS EN EXPERIMENTACION
ULTIMOS AVANCES
UNA FORMA RADICAL DE QUEMAR
NUEVOS REVESTIMIENTOS
NUEVAS TÉCNICAS DE IGNICIÓN
EL INNOVADOR CICLO MILLER
FUTURAS FUENTES DE ENERGÍA